Para la elaboración de un proyecto de interiorismo se realizan varias fases. En esta publicación hablaremos sobre la primera fase del proyecto que se refiere a la Elaboración de un Anteproyecto.

Para la realización del mismo se tienen que seguir los siguientes pasos.

1. Medición del emplazamiento.

Se visitará la dirección del espacio objeto del proyecto a diseñar. Se tomarán medidas con el flexómetro
y se tomarán las fotografías necesarias del lugar.

2. Análisis y levantamiento exhaustivo de las preexistencias.

En el caso de manejar una decoración de una vivienda o negocio comercial donde ya se ha habitado, se
procederá de la siguiente manera:

Se elaborarán dos listas de preexistencias. Una con todas las pertenencias que la familia desee conservar
y otra con todas las preexistencias que la familia desee restaurar. De cada lista se entregará una copia al
cliente y se le pedirá que firme de conformidad ambas hojas, para dar una garantía del cuidado y la
oportuna devolución de sus posesiones. De todas estas posesiones se tomarán fotografías y se anexarán
a las listas de preexistencias.

En caso de contar con muebles y accesorios que no se deseen conservar, se tendrá lista una carta de
deslinde de responsabilidad por el desecho de todas las posesiones que se encuentren en el lugar al momento
de efectuar la decoración.
En caso de ser una casa o condominio nuevos, se elimina este paso puesto que se decorará desde cero.

3. Presentación del anteproyecto al cliente.

En este paso se manejarán los siguientes puntos:

– Creación de un concepto de diseño. Desarrollo mediante imágenes, bocetos, dibujos, etc. y la presentación
de una memoria decorativa. Se presentará en formato impreso y/o digital para explicar al cliente los
puntos de inspiración para el diseño de su proyecto.

– Elaboración de posibles distribuciones en planos a escala. Se manejará una zonificación general con la
distribución de las diferentes áreas del proyecto.

– Diseño de fachadas, mobiliario, imagen corporativa, etc. Se mostrará un previo del tipo de fachada que se
desea manejar en su proyecto, así como el tipo de mobiliario, colores sugeridos (más de una propuesta) y
de ser necesario, refiriéndonos a imágenes comerciales, un comparativo de la imagen corporativa que se
maneja en esa marca, a fin de hablar de los materiales y juegos de diseño permitidos.

– Presentación de muestras físicas o visuales de los materiales y mobiliario a utilizar. Se llevarán las muestras
que se tengan en existencia, con el fin de mostrar una vista general de todas las texturas y colores a
utilizar en la decoración de su proyecto. En caso de requerirlo, se preverá llevar catálogos extras, solo
para mostrar en caso necesario de rechazo de la muestra propuesta.

4. Incorporación de sugerencias y modificaciones del cliente al proyecto.

Se hará una minuta con todos los puntos a considerar sobre los cambios del cliente a su proyecto. Se advierte que este es el punto donde se realizarán todos los cambios de materiales o colores necesarios, para la completa satisfacción del cliente.

En caso de realizar cambios después de la elaboración de los planos definitivos, se aumentará un porcentaje
en el costo total del proyecto.

130 View