La Vivienda vertical se refiere a la creación de torres habitacionales con áreas verdes, recreativas y  zonas comerciales para evitar que las personas tengan que desplazarse a otro punto de la ciudad para satisfacer sus necesidades comerciales o de convivencia.

En Mazatlán se realizó el Taller Internacional de Arquitectura y Urbanismo  donde se reunieron 50 expertos de diferentes universidades de México y Europa para analizar la situación de Mazatlán y llegaron a una conclusión: “La vivienda vertical no es una opción, sino una necesidad para lograr que las ciudades funcionen y los Ayuntamientos garanticen la prestación de los servicios”, afirmó el presidente del Instituto Tecnológico del Hábitat, de Valencia, España, Juan Cano Forrat.

Advirtió que el modelo “la vivienda horizontal” va a desaparecer y que incluso ya el Infonavit comenzara a financiar torres habitacionales para así garantizar una mayor calidad de vida y sustentabilidad.

Durante el taller, los participantes refirieron que en Mazatlán se crearon condominios que resultaron fallidos, que para la planeación de los desarrollos no se toma en cuenta a las universidades, y que el crecimiento fue a partir de asentamientos irregulares que ocasionaron que la mancha urbana se dispersara y con ello, hay zonas con pocos habitantes.

Los expertos mencionan que Mazatlán está lleno de posibilidades para concretar el desarrollo del puerto, la industria y el turismo de manera paralela a partir de la redensificación. “Europa es un modelo de ciudad compacta que ha demostrado que es más sustentable y eficiente, porque es más fácil desplazarse que en una ciudad difusa. Para Mazatlán no hay un modelo ideal. En el centro histórico, frente a la playa, en los lunares o vacíos urbanos, se pueden desarrollar edificios de distintos niveles.”

3076 View